Smoothies frescos y fáciles con Thermomix®

Enero es el mes en el que hacemos nuevos planes y nos llenamos de nuevos propósitos para el año que empieza. Ponte en forma de manera saludable de cara a la primavera y deja atrás los excesos de las fiestas navideñas. Escoge tu receta favorita de smoothies en Cookidoo® y prepárala en un momento. Tanto si prefieres un smoothie depurativo y nutritivo como si necesitas recuperar energías después de hacer ejercicio, esta es la mejor opción para empezar bien el día de manera saludable.

Recetas llenas de energía

No es necesario añadir muchos ingredientes a un smoothie para lograr un buen resultado. Recuerda que el azúcar de la fruta también suma. Empieza con una base de agua fresca, agua de coco, horchata, té verde o, si lo prefieres, té de kombucha. Añade verduras al gusto, como col, espinaca, acelga, perejil o menta. Añade muchas hojas verdes para facilitar la digestión y algo de fruta para endulzar de forma natural.

Las semillas de hemp, chía o lino son una buena fuente de vitaminas y minerales. Agrega una taza de frutas: plátano, frutos rojos, manzana o cualquier otra de tu gusto. Y para un mayor contenido nutricional, añade un toque de canela o cúrcuma, que tienen propiedades antiinflamatorias, o jengibre, que estimula la circulación. Para terminar, unos cubitos de hielo ponen el toque refrescante.

Si no quieres complicarte, una receta sencilla a base de plátano, piña, melón y algunas verduras será suficiente. Si te gusta lo dulce con un toque picante, encontrarás irresistible la combinación de berro y arúgula con coco, dátiles y fresas.

Aunque hay quienes prefieren el jugo recién exprimido, los smoothies conservan el contenido de fibra con todos sus beneficios. Y si quieres una receta con muchas proteínas, añade tofu o yogur griego, con frutos secos, semillas o avena.

Plan efectivo para un smoothie cada día

Ten todos los ingredientes a mano para que tu smoothie sea siempre fresco, rápido y fácil de hacer. Busca tu receta preferida en Cookidoo®, y completa tu plan semanal con otras de tu propia creación. Asegúrate de incluir en tu lista de compras las frutas y verduras que necesites. Para poder preparar tu smoothie en cualquier momento, prepara los ingredientes con anticipación y tenlos disponibles en el congelador. Corta la fruta en trocitos y congélalas en una bandeja. Después usa bolsas de zip para conservarlas en el congelador todo el tiempo que sea necesario hasta su uso. Así tendrás los ingredientes a mano para tu smoothie cada vez que quieras.

5 pasos hacia el smoothie perfecto

Alégrate el día con estos saludables smoothies

Ver más