Cocina sostenible

Imagina los estantes de tu despensa repletos de delicias caseras: crujientes galletas dulces y saladas, tarros de deliciosa mermelada o botes de deliciosas conservas. Estos exquisitos productos básicos nos transportan a las estaciones más abundantes del año. La cocina sostenible te ofrece la solución ideal para reconvertir las sobras, ahorrar dinero y reducir tu huella ecológica.

Galletas saladas caseras

Chiles en conserva

Ideas con mermelada

¿Hay algo más alegre que un refrigerador de tarros rebosantes de exquisita mermelada casera? En los días más fríos y oscuros, pon una nota de color eligiendo tu preferida y untándola en un pan tostado caliente con mantequilla. También puedes usarla para decorar tartas, por ejemplo, la de queso. Disfruta de un dulce manjar o agasaja a tus seres queridos con un tarro de felicidad.

Consejos para las mermeladas

Conservas con amor

Consejos para aprovechar las sobras

• Las salchichas y las verduras cocinadas pueden convertir un risotto en una comida sustanciosa. Usa la receta clásica como referencia.
• Prepara un smoothie con el Thermomix® empleando uvas, plátanos y cítricos muy maduros.
• Usa el arroz o la pasta sobrante para preparar una ensalada rápida el día después.
• Con los recipientes de cristal, es más fácil saber qué tienes en la nevera. Si sabes qué hay dentro, es más probable que lo utilices.
• Dedica una noche a la semana específicamente a utilizar las sobras del refrigerador. ¡Da rienda suelta a tu creatividad!
• Congela los restos de verdura y otros ingredientes parar preparar un caldo casero de verduras.

Sobras muy sabrosas

¿Quieres más ideas?

Encuentra más inspiración para tu despensa en nuestra página temática de productos caseros.

Abastece tu despensa